Tipos de palets y sus pros y contras

Los palets son estructuras planas que proporcionan una base para almacenar o transportar mercancías. Están hechos de una variedad de materiales que incluyen madera, metal, papel y plástico.

Por lo general, los palets son planos y horizontales, lo que hace que sean más fáciles de apilar, mover y cargar.

Aquí tienes una lista de los diferentes tipos de palets, incluidos los pros y los contras de cada uno de ellos.

 

1.      Palets de madera.

 

Los palets de madera son los más comunes.

El tipo más habitual de madera dura utilizada en los palets es el roble y de madera blanda el pino.

Se utilizan generalmente para almacenar materiales más ligeros, sellados y no biodegradables. También se pueden reutilizar para hacer muebles de madera, como una mesa de café o una estantería.

 

Pros y contras

 

Los palets de madera son personalizables, pueden reutilizarse o revenderse, son excelentes tanto para el almacenamiento como para el transporte, normalmente son ligeros y vienen en diferentes clases de madera.

Desafortunadamente, pueden romperse bajo cargas pesadas, son más susceptibles a las contaminaciones bacterianas o químicas, se dañan cuando están mojados y también pueden sufrir infestaciones de insectos.

 

2.      Palets metálicos

 

Aunque los palets de metal son muy resistentes y duraderos, es uno de los tipos de palets menos utilizado.

Los metales más comunes para su elaboración son el acero y el aluminio.

Los palets de acero son ideales para entornos cerrados que requieren durabilidad y protección. Un ejemplo de uso es con municiones militares.

Las palets de aluminio son ideales para el transporte aéreo, en el exterior o en el mar debido a su capacidad para resistir la corrosión y otros efectos relacionados con el clima.

 

 

Pros y contras

 

Son fuertes, rígidos, resistentes, libres de insectos, reciclables y más higiénicos que otros materiales.

Las desventajas del metal incluyen tener un precio más alto, ser mucho más pesado y ser susceptible a la oxidación, como el acero.

 

 

3.      Palets de plástico.

 

Se fabrican mediante una variedad de procesos diferentes y, a menudo, se construyen con polietileno de alta densidad o botellas recicladas.

Son ideales para climas interiores y exteriores. Además, son excelentes para almacenar productos químicos biodegradables.

 

Pros y contras

 

Los palets de plástico son resistentes a la intemperie, no se pudren ni corroen. Son duraderos, fáciles de limpiar, resistentes a los olores, ligeros, ignífugos y 100% reciclables.

Este tipo de palets son caros, pueden romperse bajo cargas pesadas y no son fáciles de reparar si están agrietados.

 

4.      Palets de papel.

 

También llamados palets ecológicos, son una excelente opción para almacenar y transportar artículos.

Entre los tipos de palets de papel se incluyen también los de cartón corrugado, en forma de panal y de fibra de vidrio.

Los palets de papel son los preferidos para almacenar y transportar en empresas como IKEA ya que son fáciles de personalizar, tienen un diseño de perfil bajo y reducen los costes de almacenamiento y envío.

 

Pros y contras

 

Los palets de papel son mucho más ligeros que los palets de madera y metal. Son fáciles de limpiar, no tienen clavos ni astillas, son reciclables y fáciles de desechar.

La desventaja es que no soportan grandes pesos, son susceptibles de daños por agua o humedad, y no son muy duraderos.

 

Elegir el tipo de palet correcto

 

Esta elección se debe tomar en base a tus necesidades y presupuesto.

Comienza por determinar qué material es el mejor para tus necesidades de almacenamiento y transporte.

A partir de ahí, elige un material secundario que se ajuste de manera ideal a tu presupuesto, carga y limitaciones de almacenamiento.

tipos de palets