Tecnología GPS para el seguimiento de envíos

El principal motivo para utilizar la tecnología GPS en el seguimiento de envíos es garantizar que la flota de vehículos trabaja eficientemente y que los paquetes llegan de forma segura.

Las mercancías y los vehículos pueden rastrearse globalmente utilizando un hardware que combina la tecnología GPS con la tecnología de los teléfonos móviles y/o satelitales. Este hardware suele denominarse rastreador o dispositivo de rastreo.

El dispositivo de rastreo está instalado en los vehículos o mercancías que necesitan ser rastreados. Este dispositivo recopila y transmite datos de seguimiento a través de una red móvil o satelital a una estación central.

Luego, los datos se ponen a disposición del usuario a través de un software que ofrece detalles sobre la ubicación y los usos del vehículo o mercancías. Este software puede estar disponible a través de una variedad de opciones, como interfaz web, plataformas móviles y/o integradas con otros sistemas de gestión de mercancías y flotas.

 

Hardware para el seguimiento de envíos

 

Existen principalmente tres tipos de rastreadores de GPS:

Rastreadores OBD: estos rastreadores se conectan al puerto de diagnóstico a bordo (OBD II) del vehículo y obtienen energía de este. El puerto OBD II está disponible en la mayoría de los automóviles y camiones fabricados desde 1996.

Además de la ubicación GPS, estos rastreadores también pueden recopilar información adicional, como la información de arranque y parada del vehículo, los diagnósticos del motor, etc.

Estos rastreadores son fáciles de instalar y, dado que consumen energía del sistema eléctrico del vehículo, no requieren baterías.

Rastreadores cableados: como los rastreadores OBD, estos también son adecuados para vehículos, ya que consumen energía del sistema eléctrico.

A diferencia de los rastreadores OBD, estos rastreadores ocultos no son plug-and-play y generalmente requieren una instalación profesional.

Rastreadores de mercancías: mientras que los dos anteriores son adecuados para vehículos, los rastreadores de mercancías se utilizan principalmente para los productos y para vehículos con motor que pueden permanecer inactivos durante períodos prolongados.

Ejemplos de estos últimos serían remolques, contenedores, equipo pesado, generadores, botes y otros equipos grandes.

Estos rastreadores generalmente no actualizan la información de ubicación tan frecuentemente como los rastreadores de vehículos.

Estos incorporan una batería de larga duración, y algunas versiones también ofrecen la posibilidad de configurarse con una fuente de alimentación externa.

Algunos rastreadores de mercancías también incluyen la capacidad de monitorizar parámetros como la temperatura, la presión y la humedad. Estos dispositivos se utilizan principalmente para contenedores que transportan mercancías que deben ser monitorizadas.

Se colocan dentro del contenedor y utilizan la triangulación móvil como respaldo para ubicar el contenedor, ya que las señales de GPS pueden no penetrar en las paredes metálicas de estos.

 

Seguimiento de envíos en el mercado actual

 

Si bien las soluciones de rastreo GPS existen desde hace años, se han incrementado en los últimos tiempos debido a la llegada del rastreo móvil, mucho más rentable que el satelital.

Los costos de hardware para el rastreo de GPS continúan disminuyendo debido a los avances tecnológicos, así como al aumento de fabricantes chinos de bajo coste.

Como el coste de los sensores también está bajando, hay rastreadores asequibles que, junto con la ubicación del GPS, puede rastrear parámetros como la temperatura, la humedad, etc.

seguimiento de envíos