Qué es un SKU y para qué se utiliza

El Stock Keeping Unit (abreviado, SKU) es un código alfanumérico que ayuda a los minoristas a identificar cada producto en su inventario y sus rasgos específicos, como su fabricante, marca, precio, estilo, color y tamaño.

Los minoristas crean sus propios códigos SKU internos para localizar y rastrear de manera rápida y precisa cada pieza de inventario en sus tiendas, e-commerce, catálogos o almacenes.

 

Beneficios de usar los SKU

 

Entre los principales beneficios podemos mencionar:

  • Fácil identificación de los productos y sus variaciones.
  • Transmitir información rápidamente.
  • Mayor eficiencia, precisión y velocidad en la gestión de productos.
  • Control de calidad mejorado.
  • Facilita el trabajo para el personal (administrador de inventario, personal de almacén, servicio al cliente, equipo de ventas, operaciones, etc.).
  • Ayuda a escalar tu negocio.

Además de ayudar a los minoristas a organizar todo su inventario, los SKU también pueden ayudar a los vendedores a administrar las tiendas de manera más eficiente.

Por ejemplo, los vendedores pueden usar escáneres portátiles para escanear el SKU de un producto para ver cuánto queda en stock en lugar de ir al almacén y verificarlo en persona.

Los SKU también ayudan a los minoristas a realizar un seguimiento de la rapidez con la que se venden ciertos productos, lo que les muestra cuáles son sus artículos más populares. Así pueden también prever cuándo deberán traer más existencias garantizando que nos se queden sin stock.

Además, los SKU pueden ayudar a los minoristas a determinar la demanda anticipada de su negocio y las previsiones de ventas, permitiéndoles contactar a sus proveedores y verificar que pueden cumplir con sus pedidos mínimos.

 

Cómo configurar códigos SKU en 3 pasos

 

Ahora que sabemos por qué los códigos SKU son tan importantes, veamos de forma sencilla cómo crearlos.

  1. Inicia los códigos SKU con un identificador de nivel superior.

Los primeros dos o tres dígitos o caracteres de cada SKU deben representar un identificador de nivel superior. Este puede ser un departamento, una categoría de tienda o incluso un proveedor.

Con esto, un vistazo a un número SKU identifica el grupo de comercialización de nivel superior y la ubicación de cualquier producto en tu tienda.

  1. Usa los caracteres centrales para asignar identificadores únicos.

Es útil usar la sección central de los SKU para asignar características únicas, como tamaño, color, tipo de elemento o subcategoría, a tu producto.

  1. Finaliza el SKU con un número secuencial

El uso de la numeración secuencial como 001, 002, 003, para la serie final de un SKU facilita la configuración y también ayuda a identificar artículos más antiguos frente a nuevos en una línea de productos.

 

¿Cuál es la diferencia entre un SKU y una UPC?

 

Si bien los SKU son un conjunto de códigos únicos que las compañías crean para su propio seguimiento de inventario interno, los UPC (códigos de producto universal) son universales y ayudan a las empresas a rastrear la información básica del producto.

Cada producto, independientemente del minorista, tiene su propio código UPC. En otras palabras, los SKU son únicos para cada tienda individual, mientras que los UPC son los mismos para todos los minoristas.

Este UPC, o código de producto universal, consiste en un código numérico de 12 dígitos y un código de barras que se escanea cuando pasas por la caja registradora de una tienda. Este código es permanente para toda la vida útil de un artículo independientemente de dónde se venda.

Es decir, que cada caja de cereales de una marca determinada tendrá el mismo UPC en cada tienda en la que se venda.

sku