Picking, un proceso clave en la logística

El picking es uno de los pasos que forman parte del proceso de distribución, uno de los puntos más importantes cuando se realiza la preparación de pedidos en un centro como Full Safe Logístics.
Por picking se entiende como el proceso donde se manipula la mercancía en el interior de un almacén, extrayéndola de una unidad superior de almacenamiento para distribuir, proceso llevado acabo en nuestras instalaciones. En un sentido más amplio este proceso recoge todo el proceso de preparación de un pedido para su posterior distribución.
Para poder cumplir con un proceso eficaz se debe lograr un bajo coste por unidad servida, entregándolo en la mayor rapidez y de la forma más directa posible hasta el destinatario final. Pero siempre tenemos que tener en cuenta que cada empresas requiere unas necesidades diferentes, y por lo tanto nuestros servicios se deben adaptar. Además le debemos dar también importancia al picking dentro del panorama económico actual, ya que es cada vez más notable por varios motivos:
  • El consumidor comienza a variar sus hábitos, como es el ejemplo de que éste utiliza el punto de venta física para probar y elegir los productos, pero a la hora de comprarlo lo hace través de internet. Ganando así mayor peso la logística destinada a e-Commerce .
  • A partir de estos nuevos comportamientos, y teniendo en cuenta el contexto de contención económica, los minoristas tienden a optar por un mínimo stock en sus puntos de ventas. Por ello prefieren realizar pequeños pedidos muy frecuentes, a grades medios en una única entrega.
  • Como hemos comentado, con el auge del comercio electrónico las empresas se enfrentan a un grandísimo volumen de pedidos, compuestos de pequeñas cantidades, y con una altísima frecuencia. Además cuentan con la exigencia de agilidad y rapidez que espera el consumidor.

Puntos clave para la panificación del Picking

El primero punto que debemos abordar en este proceso es tener identificado nuestro patrón de demanda. Y es que desde este inicio el proceso se verá influenciado por variables como el número de pedidos diarios, cantidad de referencias en nuestro almacén, periodicidad de los pedidos, características de los artículos más demandados, etc…

Seguidamente se debe escoger el tipo de sistema tecnológico que podemos implantar en nuestras instalaciones:

  • Un sistema operario a producto, el picking más sencillo ya que se mueve por el almacén recogiendo los productos en los diferentes pallets, estanterías o módulos de almaceniamiento. Para este proceso se tienden a utilizar herramientas como cestas, carritos, carretillas, elevadores…Este tipo suele ser el más utilizado en aquellos almacenes con un nivel de pedidos más bajo.
  • Sistema de líneas de piciking, destinado para almacenes que cuentan con una mayor demanda de pedidos. Suele darse cuando los elementos almacenados llegan al operario a través de la cinta transportadora, donde éste los introducen en la caja final (embalajes, perchas, sobres, gavetas…).
  • Proceso a operario, un tipo de picking gracias al progreso de la tecnología, donde el personal están en su puesto de trabajo y son los productos los que se llegan a este por medio de cintas transportadoras, estanterías verticales, toboganes, estanterías móviles inteligentes…. Se trata de un sistema que permite realizar laborees de picking en almacenes con más de 20.000 referencias distintas con un margen de error prácticamente inexistente.