Valoración de inventario: FIFO, LIFO y PMP

valoración de inventario

La valoración de inventario es la única forma para averiguar cuánto beneficio obtiene un negocio minorista en un período de tiempo determinado.

Es un paso importante en la gestión correcta del inventario y para garantizar que tus registros reflejan con precisión el estado de tu negocio.

 

¿Qué es la valoración de inventario?

 

La valoración de inventario es el coste total que se asocia con tu inventario actual. En otras palabras, es la cantidad total de dinero que has gastado en adquirir el inventario y almacenarlo.

Se pueden incluir todos los costes en los que se incurra para que el producto esté listo para la venta. Sin embargo, en este cálculo no se pueden incluir los costes de venta, como el coste de anunciar tus productos.

Existen tres métodos para la valoración de inventario:

  • Primero en entrar, primero en salir (FIFO).
  • Último en entrar, primero en salir (LIFO).
  • Precio medio ponderado (PMP).

Cada uno de estos sistemas tiene ventajas e inconvenientes diferentes. El método que elijas para tu negocio tendrá que ser el que refleje con mayor precisión el estado actual del mismo.

 

Método FIFO

 

En este método asumes que los primeros productos que entran al inventario también son los primeros que se venden. Es decir, que siempre vendes tu inventario más antiguo primero.

El beneficio obvio de este método es que refleja con precisión cómo la mayoría de los minoristas hacen negocios.

Otra ventaja del método FIFO es que conceptualmente evita la obsolescencia.

Debido a que vendes primero los artículos más antiguos, las listas de inventario tienen una menor probabilidad de contar con productos demasiado antiguos para vender.

Sin embargo, hay inconvenientes en el método FIFO. Los impuestos sobre la renta son más altos y tu empresa necesita más efectivo para pagar esa factura.

Además, con el FIFO los costes del período actual no se registran en el período actual, lo que hace que los estados financieros sean un poco inexactos.

 

Método LIFO

 

Justo lo opuesto al método FIFO. Con LIFO, los últimos artículos comprados son los primeros que se venden.

Al seleccionar el método LIFO en un período inflacionario, la factura de impuestos de tu empresa es menor. Esto alivia los requisitos de flujo de efectivo y crea un aplazamiento del impuesto sobre la renta no declarado.

Otra ventaja es la precisión del momento del reconocimiento de gastos, ya que los gastos se informan realmente en el período en que ocurren.

Una posible desventaja del método LIFO es que generalmente reduce el ingreso neto en comparación con el método FIFO.

Además, el ingreso neto futuro es mayor, cosa que una pequeña empresa debe comprender y anticipar desde el punto de vista del impuesto de la renta.

Otra desventaja es que puede no alinearse con el flujo real de bienes en ciertas industrias, como la industria alimentaria, donde el inventario perecedero se gestiona mejor bajo FIFO.

Una empresa que maneja productos perecederos necesita rotar el inventario y administrar las fechas de vencimiento, por lo que vende los productos más antiguos primero.

 

Precio medio ponderado

 

Este sistema aplica el mismo coste de inventario a cada unidad, independientemente del coste real de cada artículo específico.

El claro beneficio del método es su simplicidad. No necesita realizar un seguimiento de lo que se vende y cuándo se vende con fines de costeo del inventario. Solo hay que registrar la cantidad total en euros y el stock de cada artículo.

Como desventaja, cabe citar que no coincide con ningún flujo de inventario, y los gastos reales nunca se asignan explícitamente a los artículos vendidos.

Además, a nivel contable, los beneficios fiscales futuros y las ventajas de flujo de efectivo se minimizan.

 

Cómo seleccionar un método de valoración de inventario

 

Primero, se debe identificar las implicaciones del flujo de efectivo y evaluar cómo se vería en los próximos tres a cinco años.

Además, has de considerar los impactos en tus estados financieros. ¿Te beneficiarás más de tener un mayor ingreso neto? ¿Es necesario que tu balance informe mayores activos con vistas a rondas de financiación?

Considera también el flujo real de materiales. La selección que realices debe estar justificada, un elemento especialmente importante si tu inventario fluye de una manera específica, como con los productos perecederos.

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Related Blogs

Inteligencia artificial
Posted by admin | septiembre 13, 2019
La Inteligencia Artificial en la logística
La inteligencia artificial ya está aquí y su uso crece día a día. Todo, desde coches autónomos hasta redes sociales, se define por la rapidez con que la tecnología puede...
optimizar el packaging
Posted by admin | agosto 30, 2019
Cómo optimizar el packaging de tus productos
Durante la última década, la industria minorista ha sufrido un cambio drástico. Para adaptarse a las complejidades de la industria moderna, los minoristas deben cambiar sus estrategias para alinearse mejor...
entrega con drones
Posted by admin | julio 31, 2019
Entrega con drones: el futuro de la logística
El futuro de la logística está en buenas manos gracias al innovador concepto de entrega con drones. Imagina pedir algo online y en 30 minutos tenerlo en tu puerta. Con...